Rechazo a la casa de Campo del Noroeste

La presidenta regional, Esperanza Aguirre, ha anunciado que la Comunidad de Madrid creará la “casa de Campo del Noroeste” en la finca de El Garzo, en el barrio de Las Matas, en Las Rozas. El proyecto del gobierno regional pretende ubicarse sobre una superficie de 180 hectáreas, sobre las que se crearán zonas de esparcimiento y recreo y se construirán un campo de golf, un club de hípica e instalaciones para la práctica de deportes como baloncesto, fútbol, tenis y natación, entre otros.

La finca El Garzo se encuentra localizada dentro del espacio protegido de la Red Natura 2000 designada como Lugar de Interés Comunitario (LIC). Fue designado en base a una serie de hábitats de interés comunitario, entre los que se encuentran los retamares y los encinares con enebros. También se encuentra dentro del Parque Regional de la Cuenca Alta del Río Manzanares, un lugar designado por la UNESCO como Reserva de la Biosfera. Este espacio natural protegido tiene aprobado por la Comunidad de Madrid el plan rector de uso y gestión donde se indica que la finca se encuentra en una zona de transición destinada a la protección del monte del Pardo.

Aguirre afirmó que la zona se repoblaría “con más de 5.000 árboles, se introducirán ejemplares de fauna autóctona, se crearán zonas de refugio, cajas-nido, comederos y bebederos” y todo, según la presidenta regional “en colaboración con la Sociedad Española de Ornitología”. Ante estas declaraciones SEO/BirdLife asegura desconocer el proyecto y destaca que la Comunidad de Madrid no se ha puesto en ningún momento en contacto con la organización conservacionista. SEO/BirdLife considera además que la finca, entre otros muchos valores ambientales, es de gran importancia para la conservación del águila imperial ibérica. A eso suman que el proyecto debe ser sometido al procedimiento de evaluación de impacto ambiental con una amplia información pública. Por ello, SEO/BirdLife ha pedido que se busque otro emplazamiento para este proyecto distinto a la Finca de El Garzo, solicitando además que el proyecto no se ubique en espacios protegidos de la Red Natura 2000.

Ecologistas en Acción también considera inaceptable el nuevo proyecto, pues la finca se incluye en el Parque Regional de la Cuenca Alta del Manzanares. La organización ecologísta considera que Esperanza Aguirre volverá a errar al empeñarse en seguir un modelo de crecimiento económico destructor del medio ambiente y dependiente de inversiones millonarias. Esta organización recuerda que el proyecto de la finca pública de El Encín era muy similar a este y la Presidenta, en 2005, hizo las mismas promesas de creación de empleo, beneficios económicos, promoción del deporte y proyección del municipio, en ese caso, Alcalá de Henares. La realidad es que el proyecto ha sido un fiasco total. De las 500 ha, 150 se han privatizado al pasar su gestión a la empresa privada Desprosa y la empresa pública promotora del proyecto, Alcalá Natura 21 se ha arruinado estando en fase de privatización. Lo único que se ha conseguido es que la mejor finca de investigación agroambiental de la Comunidad de Madrid, se ha convertido en un gran agujero verde.

Desde Equo Sierra de Madrid rechazamos también este proyecto de la Comunidad de Madrid por su ubicación en espacio protegido de la Red Natura 2000 y porque este tipo de soluciones, además de ser dañinas para el medio ambiente, no solo no resuelven los graves problemas económicos que padecemos sino que incluso los agravan (se estima una inversión de 35.000 millones de euros).