Presentamos alegaciones al Complejo Medioambiental de Reciclaje previsto en Loeches

Equo Madrid ha presentado alegaciones al Complejo Medioambiental de Reciclaje (CMR) que el Gobierno regional pretende autorizar en Loeches. El pasado 25 de mayo, la coportavoz de Equo Madrid y concejala de Arganda del Rey, Clotilde Cuéllar, registró en la Consejería de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio una docena de alegaciones a este proyecto, promovido por la Mancomunidad del Este.

Se trata de un proyecto ubicado en Loeches en el que los municipios de la Mancomunidad del Este verterán sus residuos.

Entre las principales objeciones a la instalación, el partido verde señal la necesidad de revisar el estudio de impacto ambiental, que data de 2105, así como los cálculos previstos de residuos biodegradables y de reciclaje, por considerar que ambos han quedado desfasados y no se ajustan a lo propuesto por la futura Estrategia de Residuos de la Comunidad de Madrid.

En los municipios mancomunados del Este, el 100% de los residuos orgánicos junto con los rechazos de la bolsa amarilla van a un vertedero (Alcalá de Henares)  -sin tratamiento alguno-, cuya vida útil finaliza en 2018. Por este motivo, Equo Madrid plantea alargar la vida del vertedero hasta encontrar una solución consensuada y ambiental y socialmente sostenible.

Otra alegación solicita la paralización de los procedimientos para la puesta en marcha del CMR, hasta que se resuelva la denuncia del Plan Especial redactado para su emplazamiento, por los impactos irreversibles sobre la ocupación del suelo y el medioambiente que puede suponer su construcción.

En este sentido, Equo alega también que el complejo atraviesa una vía pecuaria, que debe ser excluida del ámbito de actuación, ya que las medidas correctivas propuestas para garantizar su protección son “claramente insuficientes”.

Un proyecto con gran impacto social 

Igualmente, la formación hace hincapié en que se parte de un estudio de emplazamiento realizado por la Universidad de Alcalá de Henares, que no ha tenido en cuenta la aceptación social de la población, por lo que no se han valorado alternativas más sostenibles y viables en otros emplazamientos.

Equo Madrid alega también que no se ha considerado el impacto de esta instalación de gran envergadura sobre el cambio climático, puesto que no se ha realizado ningún informe específico sobre el asunto. Igualmente, tampoco se contempla el uso de vehículos de bajas emisiones, ni la reducción de las mismas en toda la CRM, así como tampoco la implantación de energías renovables, tal y como requiere el vigente Código Técnico de la Edificación en las instalaciones.

‘Desde EQUO rechazamos que se inviertan tantos millones de la ciudadanía madrileña en un macrocomplejo hijo del obsoleto y contaminante modelo del PP, que perpetúa el concepto de basura ligado al negocio de unos pocos. Frente a él, apostamos por la prevención y la reducción de los residuos, así como por una gestión que los convierta en recursos y en salud ambiental para la mayoría. Queremos involucrar a toda la Autonomía por medio de pequeñas plantas, dejando de saturar el Este y potenciando el empleo verde’, ha manifestado la coportavoz de EquoMadrid y concejala de Ahora Arganda, Clotilde Cuéllar.

Por todo lo anterior Equo Madrid solicita la paralización inmediata del proyecto y su revisión, teniendo en cuenta las alegaciones presentadas al mismo.

 

Comentarios cerrados.