EQUO Madrid denuncia la estrategia de colapso planificado de la educación pública por la Consejería de Educación.

marea verdeEQUO Madrid ha denunciado públicamente, como ya ha hecho en otras ocasiones, la política de acoso y derribo que ha venido desarrollando la Consejería de Educación de la Comunidad de Madrid, dirigida por Lucía Figar.

En esta ocasión, EQUO Madrid ha querido poner de relieve la situación de incertidumbre que viven muchas familias en la Comunidad de Madrid al no saber en qué centro van a poder cursar sus hijos e hijas el próximo curso.

La formación ha señalado que, tal y como han denunciado familias, centros educativos y sindicatos, en todo el proceso de solicitud de plaza y admisión de alumnos para el curso 2014/2015, la Comundiad está apostando descaradamente por un progresivo cierre de aulas y líneas educativas, a la vez que existen sospechas de que se está concediendo la ampliación de plazas en esas mismas etapas educativas en centros concertados de las mismas zonas.

Se han cerrado aulas que hasta el año pasado funcionaban, no se ha ampliado la oferta en centros donde la demanda superaba a la oferta, y no se han admitido más solicitudes con varias plazas vacías, esperando que el alumnado se decantara por centros concertados, o destinándolos a otros colegios, a veces fuera de su zona.

Para EQUO Madrid todos estos datos no son una mera coincidencia,sino que es un proceso de colapso planificado, por el que el gobierno de Ignacio González pretende desmantelar la Educación Pública por la puerta de atrás. Un claro ejemplo de ello, es el colegio del Arcipreste de Hita, en Fuenlabrada, donde la Consejería de Figar sigue negándose a reabrir un aula para niños de tres años, a pesar de la alta demanda que había, y que ha dejado a una veintena de familias sin plaza.

Alejandro Álvarez dinamizador de Equo Fuenlabrada replica que esta medida se salta el criterio de libertad de elección que tanto dicen defender en la Consejería de Educación.

Además, ha declarado que “quieren  convertir la educación infantil en un negocio. No les vale con aumentar el ratio de las clases o crear unas condiciones de trabajo pésimas para los profesores de la pública, ahora también quieren redirigir una parte del alumnado hacia la enseñanza concertada.”

Por su parte, José Juis Nieto y Dolores Vendrell , coordinadores del grupo de Educación Equo Madrid , han añadido que a todo esto se suma al “golpe“ a la  etapa de educación infantil, que en Madrid cada vez es “menos educativa y más aparcaniños”.

Por ejemplo, en los concursos de adjudicación de ocho de estas escuelas, gestionadas por el Ayuntamiento de Madrid ha primado la oferta económica por encima del proyecto educativo académico a la hora de concederlos. Esto hace que empresas de servicios como Clece, parte de la constructora ACS, esté ganando estos concursos frente a otros proyectos educativos, entre ellos algunas cooperativas de profesores, que tienen un plan realmente dedicado a la educación.

La formación también ha querido poner sobre la mesa el debate sobre el incremento de las cuotas en las escuelas públicas infantiles, que en los últimos seis años han aumentado de media un 180% para los menores de un año y algo más del 100% para los niños de uno y dos años, provocando que las familias que viven situaciones de paro, pobreza o precariedad salarial hayan tenido que sacar a sus hijos de los centros educativos una vez escolarizados o incluso a renunciar a las plazas que se les adjudican por no poder afrontar los pagos.

Por todo esto EQUO Madrid ha exigido el fin de los recortes en los servicios públicos como la educación, que suponen una apuesta por un modelo educativo que pone en riesgo la igualdad de oportunidades y el derecho universal  a  una educación gratuita e integradora.

Además, la formación ha animado a la ciudadanía a firmar esta petición a la Consejería para que reabran una de las aulas del colegio Arcipreste de Hita, al que ha mostrado repetidas veces su apoyo y solidaridad

http://peticionpublica.es/pview.aspx?pi=ES74186

Comentarios cerrados.