Ciudadanos se queda solo votando en contra de medidas para frenar el cambio climático

efe-restricciones-m30
El Grupo Municipal de Ciudadanos se quedó solo en su voto en contra de adoptar medidas contra el cambio climático, en el pleno del distrito de Chamartín, celebrado este martes.

Ahora Madrid presentó una propuesta en la que insta a la Junta Municipal del Distrito de Chamartín,  a que «se asuman las recomendaciones de la UE y la ONU, y se adopten aquellas medidas que, en el ámbito de sus competencias, sirvan para mitigar el cambio climático producido por la actividad humana».
Así mismo, en el texto manifiesta el compromiso de preparar a la población a nivel local para adaptarse a sus efectos, entre ellos las olas de calor y la sequía. «Promoveremos la concienciación de los vecinos y las vecinas del Distrito, sobre el tema y la necesidad de colaborar para evitar los efectos más perniciosos del cambio climático”, afirman.
Stefan Meyer, vocal de Ahora Madrid, defendió la propuesta argumentando que «se va a tener que cambiar el modelo de movilidad urbana y que el tráfico privado ya no puede ser la solución».
Meyer añadió que la adopción de estas medidas está avalada por estudios técnicos, pero Alberto Veira, portavoz de Ciudadanos, se mostró a favor del uso del vehículo privado y votaron en contra. Ahora Madrid, el Partido Popular y el PSOE votaron a favor, lo que dejó a la formación naranja sola en su oposición a una propuesta destinada a mejorar la salud y la calidad de vida de los madrileños.

El PP también se opuso a frenar el calentamiento en la Asamblea
Pero Ciudadanos no ha sido el único partido que ha dejado en evidencia su falta de sensibilidad frente a un problema al que los expertos califican como «la gran amenaza del Siglo XXI».
La pasada semana, la Asamblea de Madrid aprobó una Proposición no de Ley contra el cambio climático con el voto en contra del Partido Popular. Alejandro Sánchez, diputado de EQUO en el Grupo Parlamentario Podemos de la Asamblea de Madrid, presentó en el pleno una Proposición No de Ley (PNL) sobre cambio climático y transición energética, en la que insta a la Comunidad de Madrid a elaborar una Estrategia de Lucha contra el Cambio Climático.
En ella planteaba un Plan de Transición Energética en consonancia con los compromisos de la Unión Europea de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero (GEI), ahorro y eficiencia energética y producción de energía eléctrica de origen renovable. Dicha PNL fue rechazada por los populares, a pesar de que Madrid será una de las regiones más afectadas por el calentamiento global.