Presentamos el Plan V, un gran acuerdo social verde para Madrid

Desde Más Madrid apostamos por un Madrid verde, a la vanguardia en la lucha contra el cambio climático, y ello pasa por implantar una serie de medidas de choque que impulsen la transición ecológica en la región,

Más Madrid ha presentado esta semana el Plan V, un conjunto de medidas para facilitar la adaptación al cambio climático de los municipios de la región e impulsar una transición ecológica que sea el motor de una transformación socieconómica, capaz de ofrecer oportunidades de empleo y desarrollo a los habitantes de la Comunidad y hacer de ella una región más justa, verde, igualitaria y sostenible.

Movilidad sostenible
El transporte es uno de los elementos más contaminantes, y para que esto deje de ser así planteamos un plan de renovación de las infraestructuras de la red de Metro que acabe con las incidencias, como retrasos y aglomeraciones, y mejore su eficiencia y su seguridad. Para que sea más fácil y cómodo utilizar el transporte público, diseñamos un billete integrado que incluya no solo Metro, Autobús y cercanías sino también otros transportes como las bicicletas públicas, las plataformas de carsharing o el taxi.

Para fomentar el uso de la bici, proponemos un Plan Madrileño de la Bicicleta, que incluye la creación de infraestructuras como una red de vías ciclistas regional segura, cómoda y sostenible. Además, para favorecer la competitividad del autobús frente al vehículo privado, impulsaremos la creación de nuevos carriles BUS-VAO.

Creemos también que el transporte público es una buena forma de hacer de Madrid un lugar más seguro y amable. Por ello, implantaremos un sistema de paradas a demanda en autobuses nocturnos para que las mujeres puedan bajar más cerca de sus domicilios, incrementando así su seguridad. Igualmente, protegeremos la salud de todos los madrileños y madrileñas reduciendo los niveles de contaminación del aire mediante el mantenimiento y establecimiento de áreas de prioridad residencial y de bajas emisiones, como Madrid Central.

Energía
Entre las prioridades de Mas Madrid figura la creación de una ambiciosa Ley de Cambio Climático y Transición Ecológica con el objetivo de reducir las emisiones contaminantes y el consumo de energía primaria. Para ello se buscará que la mayor parte de la energía sea producida en España, de tipo renovable y basada en el criterio de la eficiencia. Proponemos también un Plan de Ahorro Energético que cumpla con las demandas europeas y la creación de  un Sistema Regional de Registro de la Huella de Carbono y de una Oficina Ciudadana de Transición Ecológica, para el asesoramiento y acompañamiento de la ciudadanía.

Las Administraciones han de dar ejemplo. Por ello, proponemos un sector público sostenible, en primer lugar, con la contrata de empresas socialmente responsables para el abastecimiento y, posteriormente, se buscará instalar fuentes de energía renovable para el autoconsumo en los edificios públicos.

Cinturón verde
La transición ecológica no es incompatible con el reequilibrio de la región. El Sur de Madrid será protagonista de la transición ecológica gracias a la creación de un Cinturón Verde en la zona. Fomentaremos allí una movilidad sostenible a través de la mejora de las infraestructuras de transporte público, que lo acerquen a Madrid y a municipios colindantes. Mejoraremos el sistema de gestión de residuos, crearemos parques agrícolas que conecten municipios en torno a la agroecología y fomentaremos la creación y el mantenimiento de entornos naturales en la zona. Potenciaremos la creación de centros de i+d+i y de formación en materia de sostenibilidad para que la zona sur se convierta en el motor de la modernización ecológica. Además, crearemos una Oficina del Sur que trabaje para paliar los desequilibrios existentes.

Economía Circular
La ecología no puede ser posible sin una economía sostenible, una economía circular que deje de extenuar nuestros recursos y favorezca el incremento de nuestros niveles de bienestar. Así, buscaremos alargar la vida de los productos mediante la creación de bibliotecas de objetos de uso puntual (herramientas, útiles deportivos…), favoreceremos la rehabilitación y el trueque y ofreceremos formación profesional en el ámbito de la reparación. También los residuos pueden tener una segunda vida, por lo que favoreceremos el desarrollo de actividades como el compostaje.

En el terreno de los deshechos, uno de los puntos más alarmantes es sin duda el despilfarro alimentario: favoreceremos, por tanto, que no se desechen productos por razón de su tamaño o color, que haya más información en lo referente a fechas de consumo preferente, que se eviten envasados innecesarios y que se fomente la venta de productos a granel. Fuera del ámbito de la alimentación, avanzaremos hacia el residuo cero facilitando el reciclaje y estableciendo cuotas de residuos individuales. Al igual que el alimento, el agua es un bien esencial para la vida, por lo que consideramos que debería garantizarse un suministro mínimo gratuito para aquellas personas en riesgo de exclusión social. Para ello será necesaria la gestión pública del Canal de Isabel II.

Buen vivir: empleo, vivienda y educación
El bienestar social pasa por muchos puntos. En primer lugar, el empleo. Fomentaremos el empleo verde a través de la contratación pública, invertiremos en empleos de investigación, desarrollo e innovación, facilitaremos la venta directa para trabajadores del sector agrícola y actualizaremos y revalorizaremos el papel de la FP. La vivienda es otro de los factores clave, por ello impulsaremos la colaboración público-privada para la creación de una red de viviendas públicas y protegidas que cubra las necesidades existentes. El tercer pilar del bienestar ha de ser la educación, y desde el punto de vista del reto ecológico impulsaremos una educación ambiental integral, así como campañas de sensibilización y ofertas de ocio acordes al problema.

Por último, apoyaremos al mundo rural para evitar los problemas que acarrea la despoblación en la región. El Plan apuesta por asegurar una red de comunicaciones eficaz en todos los municipios, facilitar la movilidad desde y hacia estos pueblos, proponer ayudas a la vivienda para quienes quieran establecerse allí y favorecer su desarrollo productivo.

 

Comentarios cerrados.