Para EQUO Madrid, los presupuestos de la Comunidad de Madrid 2013 son el “hundimiento” del Estado Social y de la equidad, en Madrid

Inés Sabanés advierte que el pago por receta,  que se introduce ahora en Madrid, “es un impuesto a la  enfermedad”

La portavoz de EQUO Madrid, Inés Sabanés, tacha de “insolidarios y clasistas” los primeros presupuestos del presidente Ignacio González, por mantener los privilegios fiscales a los ricos, mientras se dinamita la Universidad Pública. Sabanés advierte también que el pago por receta,  que se introduce ahora en Madrid, “es un impuesto a la  enfermedad”.

Desde EQUO Madrid, se recuerda que, en los últimos presupuestos, se aplicaron medidas para el ahorro de 3.200 millones de euros, de los cuales la mayoría se saldaron con el sacrificio salarial de los más de 180.000 trabajadores, recortes en servicios y rebajando la calidad de los mismos. Inés Sabanés deuncia que “ahora se plantea aplicar, de nuevo, las tijeras sobre los mismos contenidos y sectores. Se despiden trabajadores interinos, se dejan los servicios esenciales bajo mínimos, se privatizan los servicios y se aplican nuevos recortes. Para Sabanés, “la Comunidad de Madrid ha dejado de ingresar más de 3000 millones por conceder regalos fiscales o bonificaciones a distintos sectores, y ahora no se hace responsable del error, creando una fiscalidad más justa”. Y añade que “para compensar esta política de despilfarro de años, no se introduce una corrección justa, sino el cobro de un euro en las recetas que, al final, es un impuesto a la enfermedad”.

Ataque a la Universidad y Transporte público

Para EQUO Madrid, estos presupuestos son un nuevo ataque a la Educación Pública, que no recuperará las pérdidas anteriores y que, además, deja a las seis universidades públicas a un nivel de inversiones al borde del colapso. La portavoz de esta organización política recuerda que “siete millones para inversiones, menos de la mitad que el presupuesto pasado, es una provocación, en el marco de la estrategia de dinamitar la Universidad Pública y, con ello, la igualdad de oportunidades”. El presupuesto baja un 16%, “haciendo pagar todo el esfuerzo a estudiantes y familias, a través del aumento de tasas, a los profesores, con recortes de derechos, lo que supone un tratamiento demoledor a la Universidad Pública – que, pese a los ataques, sigue siendo la más demandada – y un intento más de beneficiar a la Universidad privada”, añade.

Por otro lado, desde EQUO Madrid se advierte que la rebaja, de nuevo, de la aportación al Consorcio de Transportes va a suponer nuevas subidas de tarifas, a pesar de la situación de las familias y los niveles de paro. Así, de nuevo, se desincentiva el uso del transporte público, pese a los incumplimientos de la Comunidad de Madrid de las normativas europeas sobre calidad del aire.

EQUO Madrid denuncia esta política presupuestaria de ajustes, por insolidaria, ya que penaliza a los más débiles – en este sentido, se rebaja también inmigración y Cooperación -, mientras se mantienen bonificaciones y exenciones a quiénes no lo necesitan.

Por todo ello, EQUO Madrid exige el fin de los privilegios fiscales, la recuperación de impuestos de donaciones, sucesiones y patrimonio, la evaluación de impuestos sobre el lujo e introducir elementos de fiscalidad verde, que recaigan sobre el derroche energético, los residuos o contaminantes.

Un gravamen progresivo, en función de los beneficios

En cuanto a las bonificaciones sobre sucesiones y donaciones, EQUO Madrid propone establecer un mínimo exento y, a partir de aquí, una tarifa progresiva. De la misma forma se debería bonificar a las herencias en inversiones productivas, como por ejemplo empresas en funcionamiento, y no una cartera de valores. También propone un gravamen progresivo, en función de los beneficios de las empresas, lo cual ayudaría a las que estén en dificultades y podría aumentar la recaudación sobre las grandes empresas, que son las que siguen manteniendo unos beneficios elevados. Además, plantea una nueva fiscalidad verde, que beneficie el ahorro y la eficiencia energética y que opere sobre la contaminación y residuos.

Comentarios cerrados.

No se admiten más comentarios