Más Madrid comprometido con los animales

El bienestar de los animales es la extensión natural de las políticas de cuidados. Los animales conviven con las personas como parte de la familia o están en nuestro entorno. Otras veces tienen vidas autónomas y somos los seres humanos quienes compartimos con ellos el territorio: ya sean los animales salvajes que sobreviven en los espacios naturales o las especies con las que convivimos en nuestras ciudades y pueblos. Todos y cada uno merecen atención y respeto.

Nuestro programa contiene medidas que cubren todo el rango de la protección animal, desde el bienestar de los animales que viven en nuestras calles y casas, al comercio, los espectáculos y otras actividades económicas que les afectan. Por ejemplo impulsaremos un programa de atención especial a los animales de mujeres víctimas de violencia, y a los animales de personas sin hogar.

Prestamos atención a las normas, instituciones, planes, personal y recursos para que las políticas sean sólidas, y hemos incorporado medidas transversales que aportarán valor a la conservación de las especies protegidas y los espacios naturales donde viven y a las cuestiones de competencia nacional, europea o internacional. Todos los animales tienen derecho a la protección.

Una Ley Integral de Protección Animal
Hay que tener una Ley Integral de Protección Animal que abarque todos los aspectos: los animales de compañía, los de granja, y también los silvestres. Hay que pasar de la ley de sacrificio cero de Cifuentes a una ley de abandono cero. Hay que buscar las fórmulas para que no se produzcan tantos abandonos, controlar al máximo la crianza y fomentar todo lo posible la adopción. Solo en 2017 se abandonaron más de 4.000 perros.

Desde la Comunidad de Madrid proponemos montar una plataforma coordinada por internet para la adopción de perros, gatos y demás animales abandonados que están alojados en los distintos centros de acogida (privados y municipales). Además de la promoción de la adopción, necesitamos implementar medidas como la promoción de la esterilización de los animales, el control de la cría y venta, la promoción de la adopción y la convivencia responsable como estrategias para la prevención y la reducción del abandono, reforzadas con la puesta en marcha de un nuevo centro autonómico de Protección Animal en el Sur.

Ni un euro público destinado a espectáculos que impliquen maltrato animal
Hay muchas necesidades en esta región para garantizar el bienestar de los animales y no pasan por las subvenciones a la tauromaquia o la caza. Derogaremos la declaración de Bien de Interés Cultural, en la categoría de Hecho Cultural, la Fiesta de los Toros en la Comunidad de Madrid, adecuando poco a poco la normativa para implementar la tauromaquia sin sangre ni muerte en la Comunidad de Madrid.

Como en el Ayuntamiento de Madrid y en otros municipios, vamos a impulsar una normativa para impedir que los espectáculos circenses usen animales salvajes como elefantes o felinos; ya que el circo no puede satisfacer las condiciones fisiológicas y sociales de estos animales.

Elaboraremos una Ley de Caza con criterios de sostenibilidad ambiental, conservación y recuperación de la biodiversidad y compatibilidad del uso de los espacios naturales por quienes no practican la caza. Madrid es prácticamente la única Comunidad Autónoma que no tiene una ley, e incumple la normativa europea.

Protección de nuestra biodiversidad
En Madrid el lobo va a seguir siendo una especie protegida; vamos a hacer un plan del lobo para posibilitar la convivencia de los ganaderos de la sierra con este depredador, mediante ayudas efectivas a la protección de los rebaños. Y vamos a devolver a la especie más emblemática de todas a Madrid, con un Plan de Recuperación del Lince Ibérico para volver a tener al felino más amenazado de Europa otra vez en nuestros montes.

Impulsaremos los procedimientos de gestión ética de las poblaciones de especies exóticas invasoras (cotorras, mapaches, tortugas de Florida), mediante procedimientos efectivos que garanticen su control y disminución de población y retirada del medio natural.

Reforzar la administración para proteger a los animales
Hay que reforzar la inspección para que no se puedan dar en Madrid las situaciones dantescas que hemos visto en los mataderos de otras comunidades, por ejemplo incorporando cámaras a las salas de los mataderos.

En la Comunidad proponemos una Dirección General de Protección Animal, separada de la de Agricultura y Ganadería, para que se ocupe de todos estos temas y un Observatorio autonómico del Bienestar Animal, en el que participen activamente todas las organizaciones implicadas, que sustituirá el Consejo Regional de Protección Animal, que la administración del PP ha venido ninguneando todos estos años. En el Ayuntamiento de Madrid se creará una nueva concejalía para asegurarnos que los derechos de los animales están en la agenda política.

 

Comentarios cerrados.