Expertos y ecologistas coinciden en la necesidad de fomentar la energía fotovoltaica para acelerar la transición energética en la Comunidad de Madrid

“Estamos en emergencia climática y es hora de actuar para acelerar la transición energética. Y eso en la Comunidad de Madrid pasa por fomentar la energía fotovoltaica”. Las palabras del diputado autonómico de Más Madrid, Héctor Tejero sirven como conclusión del debate que el martes mantuvieron diputados, concejales y ecologistas con la Plataforma para un Nuevo Modelo Energético y la Unión Española de Empresas Fotovoltaicas, El debate ‘Plantas fotovoltaicas y transición energética en la Comunidad de Madrid’ se enmarca en los Diálogos de sostenibilidad que organiza el Grupo de Sostenibilidad de EQUO Madrid, 

En 2019 se instalaron en la región 450 MW de energía fotovoltaica, muchos más que en años anteriores, pero la cifra sigue siendo insuficiente. Maria Colom, de la Unión Fotovoltaica, formada por empresas del sector, manifestó que “el autoconsumo no basta” y que son necesarias plantas industriales si queremos alcanzar los objetivos que acaba de plantear el gobierno de coalición en su Plan Nacional Integrado de Energía y Clima (PNIEC). Estimaciones preliminares calculan quería necesario instalar placas fotovoltaicas en 11.000 tejados al año, con una inversión de 400 millones de euros al año para cumplir los objetivos del PNIEC. El principal problema, según Héctor Tejero, reside en la complejidad normativa y en los aspectos operativos y de aceptación ciudadana, no en las cuestiones financieras.

Los participantes en el Diálogo abordaron la cuestión desde varios puntos de vista, poniendo sobre la mesa tanto las oportunidades y la necesidad de avanzar en la transición como las dificultades políticas y normativas, logísticas y operativas o de aceptación a la hora de fomentar el autoconsumo en las comunidades de vecinos,

Javier Rojo, Concejal de Unidas Pinto, uno de los municipios de Sur de la Comunidad junto a Parla y Valdemoro afectado por el proyecto de las macroplantas Ortega y Gasset, explicó brevemente los impactos sociales y ambientales esperados y cuál está siendo la reacción de los colectivos sociales y la ciudadanía, que sirvieron de ejemplo para orientar el debate. El diputado regional de EQUO en el grupo parlamentario Más Madrid, Alejandro Sánchez, destacó la “falta de ordenación territorial y de planificación energética” como uno de los principales obstáculos que dificultan el desarrollo racional de la Transición Energética en la Comunidad.

Algunos participantes opinaron que solución debe pasar también por adoptar medidas de transición justa para facilitar la implantación de renovables en zonas rurales, compensando así la ocupación de espacios dedicados a la agricultura y los impactos en la biodiversidad. Rosa Fraga, de la Plataforma Por un Nuevo Modelo Energético, incidió en la necesidad de “una identificación previa de los lugares más idóneos”, para minimizar el impacto paísajístico y los riesgos para la avifauna, dos de los problemas generados por las grandes plantas fotovoltaícas en suelo rural apuntados por Ecologistas en Acción de Valdemoro, presente también en este primer Diálogo de Sostenibilidad de 2020.

Comentarios cerrados.