Actividad en defensa de las vías pecuarias de Alcalá

Cuando:
24 marzo, 2019 a las 11:00 – 13:00
2019-03-24T11:00:00+01:00
2019-03-24T13:00:00+01:00
Donde:
Confluencia de la Colada Villamalea con el Camino de Afligidos, junto a los campos de futbol del Avance
Calle de Cogolludo
2, 28805 Alcalá de Henares
Madrid
Precio:
Gratis
Contacto:
Ecologistas en Acción

Domingo, 24 de marzo de 2019.
EN DEFENSA DE LAS VÍAS PECUARIAS
DE ALCALÁ DE HENARES
Una iniciativa para proteger las vías pecuarias, un patrimonio
cultural, histórico y natural que sufre un deterioro continuo
provocado por las administraciones públicas y los propietarios
colindantes.
Las vías pecuarias o cañadas son franjas de terreno que tienen su origen en la necesidad de
alimentar el ganado con los pastos naturales lo que provocaba el movimiento o trashumancia
de ovejas, cabras y vacas en primavera y verano a los pastizales o agostaderos del norte
peninsular, y en el otoño e invierno a los invernaderos situados en el sur. Esas franjas están
constituidas por pastos que hacían posible el movimiento y alimentación de los rebaños
articulados en forma de red para hacer posible el traslado de los animales a cualquier destino
independientemente de su lugar de origen.
Por tanto, las vías pecuarias tienen como características fundamentales ser pastos y ser
continuos, sin interrupciones que harían imposible el traslado del ganado.
Los orígenes de estos flujos de ganado son muy anteriores a la constitución del Honrado
Concejo de la Mesta, a manos de Alfonso X el Sabio, en el municipio de Gualda (Guadalajara)
en el año 1273. Y su decadencia en el uso ganadero se sitúa en los mediados del siglo XX si
bien, aún hoy son utilizadas por una cabaña de unas 5000 ovejas y vacas.

 

El caso de la colada de Villamalea es ejemplar en cuanto a la constatación de un deterioro
continuado. En origen se trataba de una “cañada”, con un ancho de unos 75 metros que
conectaba el prado de Villamalea, situado entre el actual recinto militar conocido como BRIPAC
y el barrio de Ciudad 10, con el río Henares, pasando tras ser clasificada en el año 1924 y
deslindada en 1931 al ancho actual de 10 metros y una longitud de 1500 metros. Más adelante
sufrió su continuidad con la construcción de la la vía del ferrocarril, la Vía Complutense (antigua
Nacional II) y la A-2. A la par se construyó el barrio de Ciudad del Aire transformándola
parcialmente en sus calles y por tanto siendo asfaltadas. Llegamos al año 2019, con una clase
política que públicamente está comprometida con la conservación del medio ambiente y de la
naturaleza pero incapaz de dar una respuesta razonable al estado de suciedad, abandono,
irregularidades e ilegalidades que padece la colada de Villamalea.
En su defensa como bien colectivo, como símbolo de la memoria cultural e histórica y de su
potencial naturaleza, convocamos a la población a una actividad centrada en su conocimiento,
limpieza y señalización simbólica.
Domingo, 24 de marzo, a las 11:00 horas, en la confluencia de la colada de Villamalea con el
Camino de Afligidos, junto a los campos de fútbol del Avance.
Las asociaciones que apoyan la iniciativa son:
Ecologistas en Acción de Alcalá de Henares,

Comentarios cerrados.