Condenamos el pacto entre PP y PSOE para autorizar el toro embolao en la Comunidad de Madrid

El nuevo reglamento taurino aprobado con los votos del PP y PSOE abre la puerta a la celebración del cruel y peligroso espectáculo del toro embolao, ensogao y del aguardiente, sin arraigo en la Comunidad de Madrid.
 

 La subcomisión de asuntos taurinos de la Federación de Municipios de Madrid aprueba, gracias a los votos a favor de socialistas y populares, un nuevo reglamento taurino para sustituir el actual, que data de 1996.

El nuevo reglamento supondría un retroceso por cuanto eliminaría la condicionalidad de arraigo presente en el reglamento actual por el cual no se pueden celebrar modalidades de festejos taurinos que no tengan una sólida tradición en el municipio en cuestión. El objetivo de esta modificación es la celebración de festejos como los toros embolados o ensogados y del toro del aguardiente, de nula tradición en la región. 

La propuesta debe ahora pasar por el órgano de gobierno de la Federación de Municipios de Madrid, presidida por el socialista Guillermo Hita. Con los votos en contra de los municipios socialistas, la propuesta no podría salir adelante.

Equo Madrid, junto a diversas entidades sociales, políticas y animalistas, como la Red Equo Derechos Animales, Avatma, el Ayuntamiento de Parla, la Red de Municipios para el Cambio, Unidas Podemos y La Tortura No es Cultura, ha firmado una carta de rechazo a esta propuesta, y pedirá explicaciones en la Asamblea de Madrid. 

“Esperamos que el PSOE rectifique y retire su apoyo a un proyecto de Ayuso que solo pretende autorizar prácticas tan crueles y peligrosas como el toro embolado, sin ningún arraigo en la región, para compensar a un sector que ya está largamente subvencionado”, ha manifestado nuestro diputado Alejandro Sánchez. 

La Red Equo Derecho de los Animales “lamenta profundamente el acuerdo político alcanzado por Isabel Díaz Ayuso y Ángel Gabilondo, para sumar al tremendo sufrimiento de su comunidad el maltrato animal institucional más terrible. Esperamos su pronta rectificación. Son tiempos de poner en valor la vida y los cuidados, no el dolor y la angustia”.

 

Comentarios cerrados.