Valdemingómez no empeora la salud ni aumenta la mortalidad de la población cercana

Valdemingómez no supone mayor riesgo de mortalidad prematura para la población cercana. Así lo ha manifestado Inés Sabanés, concejala de Medio Ambiente y miembro de EQUO, en la presentación del Estudio de Evaluación de la Incidencia en la Salud de las emisiones de la Planta de Tratamiento de Residuos, realizado por Madrid Salud.

El informe es el primero de este tipo realizado por una Administración local, respondiendo a la petición de los vecinos y ha sido realizado en colaboración con el Centro Nacional de Epidemiología, el laboratorio del Centro Nacional de Sanidad Ambiental del Instituto Carlos III y el servicio municipal de estadística del Ayuntamiento de Madrid. Durante el estudio, se analizado la morbilidad (presencia de enfermedades) y la mortalidad en la población que reside a menos de 5 y 8 kilómetros del parque tecnológico y se ha comparado con el conjunto de la población madrileña en el quinquenio 2010-2014.

En el anillo de 5 a 8 kilómetros alrededor de Valdemingómez se ha detectado un aumento de la mortalidad relacionado con cáncer de pulmón y enfermedades respiratorias, mayoritariamente en los hombres. Según el subdirector general de Salud Pública del Ayuntamiento, José Jover, si se aplicara la hipótesis ambiental para explicar estos datos, la mortalidad debería ser uniforme, pero la mortalidad por cáncer de pulmón y enfermedades respiratorias es mayor en los hombres, mientras que en las mujeres hay más casos de meloma múltiple, algo que Jover ha achacado a hábitos de vida, como el tabaquismo.

El Ayuntamiento realizará otro estudio de las fuentes contaminantes en las inmediaciones teniendo en cuenta el efecto de vías cercanas como la A-3, la M-40, la M-50 y la M-45. El estudio propone además que la Comunidad, como responsable de la vigilancia epidemiológica, ponga en marcha un sistema de vigilancia mientras que el Ayuntamiento prevé instalar un nuevo captador en la zona sur de Valdemingómez para incrementar las mediciones anuales y su frecuencia.

No aumenta la contaminación en el entorno

En cuando al Estudio de Evaluación Toxicológica Ambiental , tras comparar la presencia en el aire de diversos elementos tóxicos, entre ellos  partículas en suspensión, el informe subraya que “no existen diferencias significativas entre los encontrados en zonas cercanas a la Incineradora y alejada de la misma”. Por lo tanto, no hay indicios de que la Planta contribuya a aumentar los niveles de estos contaminantes en su entorno más próximo. 

Inés Sabanés se ha comprometido a realizar una evaluación continua el impacto del complejo y ha solicitado la colaboración de la Comunidad de Madrid, para para poder obtener resultados más precisos y actuar en consecuencia. 

La delegada de Medio Ambiente ha reiterado la intención del Ayuntamiento de seguir adelante con su estrategia de residuos, tendente al residuo cero. Ello implica una reducción del 50% de los mismos en 2022, a pesar de las dificultades que ello entraña, para proceder al cierre de la incineradora de Valdemingómez en 2025.

Comentarios cerrados.