Los ayuntamientos del cambio abogan por la movilidad sostenible para mejorar la calidad de la ciudadania

Los ayuntamientos del cambio, representados por las concejalas de Movilidad de Madrid, Barcelona y Zaragoza, Inés Sabanés, Janet Sanz y Teresa Artigas, respectivamente, se comprometieron a adoptar medidas que en la línea de las adoptadas en las Conferencias Mundiales sobre el Clima, en la jornada de movilidad organizada por el Ayuntamiento de Madrid en el círculo de Bellas Artes este lunes.

La concejala de Medio Ambiente y Movilidad del Ayuntamiento de Madrid y miembro de EQUO, Inés Sabanés dejaba clara su postura respecto a la nueva movilidad: “No hay una movilidad del futuro, sino del sentido común, de la lógica. La ciudadanas y ciudadanos hemos sufrido las consecuencias de un modelo urbanístico especulativo. Hemos de realizar un modelo de movilidad sostenible. Las ciudades del cambio ya hemos conseguido algo muy importante, hacer visible la disputa que tiene lugar desde hace décadas por el espacio público en el ámbito urbano.”

Hacia la movilidad del futuro

Las concejalas trataron tres tipos de movilidad a lo largo de toda su intervención: la movilidad del pasado, que consiste en ver qué efectos ha sufrido la ciudadanía; la movilidad del presente, que destaca los  retos de la contaminación que estamos afrontando en la actualidad y la movilidad del futuro, que implica lo que hemos de hacer para mejorar la calidad de vida nuestras ciudades.

Sobre la importancia de la nueva movilidad, la concejala Janet Sanz apuntaba: “Es una obligación por parte de la ciudadanía velar por unas ciudades habitables. Hemos de construir un lugar donde convivir e incorporar a todos los colectivos. La movilidad ha de atender a las diversidades y actualmente nos jugamos la vida y unas condiciones dignas.”

Las tres ponentes Nuestras compartieron los problemas a los que se han tenido que enfrentar en esta tarea pues “existe una polaridad entre la teoría y la práctica. Creo que estamos de acuerdo en que hemos de mejorar la calidad de vida en nuestras ciudades, ahora bien, el problema viene a la hora de elaborar y llevar a la práctica políticas concretas. A nadie le gusta perder nuestros privilegios a la hora del transporte o la accesibilidad, pero tenemos que aprender a vivir en este conflicto positivo, pues permite crear un espacio de diálogo y dar voz a colectivos que no tienen tanta visibilidad”, alegaba la concejala Teresa Artigas.

Desde EQUO, denunciamos que la movilidad sea un arma arrojadiza sujeta a cuestiones totalmente partidistas, tal y como se reflejaba en las palabras de Inés Sabanés: “Estamos en la obligación de luchar por un marco sostenible. A día de hoy estoy convencida de que es mayoritario un pensamiento de cambio y hemos de aprovechar lo que puede ser un momento de impulso para nuestras políticas. Madrid Central es un proyecto que se va a iniciar el día 30 y que va a cosechar muchos éxitos, entre otros, además de lo obvio de la mejora de la calidad de vida para nuestra ciudadanía, evitar la descomunal multa de la Unión Europea.”

Las representantes municipales  dejaron claro el objetivo de la jornada de movilidad, hemos de luchar por un cambio en nuestras ciudades y fomentar la hermandad entre ciudades para ayudarnos las unas a las otras en una mejora nuestro medio ambiente, derechos y bienestar.

Comentarios cerrados.