EQUO y sus cargos apuestan por una gestión eficaz y sostenible del agua

El recurso del agua en España se está viendo mermado debido a una serie de factores como las políticas hidráulicas ineficaces,  el cambio climático, la privatización de la gestión o los trasvases. Sólo a consecuencia del cambio climático, los recursos hídricos disponibles en España se han reducido un 20% en los últimos 25 años y consideramos que es necesario replantear un cambio inmediato en las políticas. Por ello hemos lanzado la campaña #QueNoTeVendanElAgua, para concienciar de la importancia de políticas eficaces e informar de la gran actividad que han estado realizando nuestros cargos en este aspecto.


El impacto del cambio climático y la sequía provoca un estrés en los recursos hídricos, que se ve agravado por el modelo de agricultura y  la política de trasvases
 que se viene manteniendo en los últimos años. A todo esto hay que añadir los expedientes abiertos por Bruselas debido a la mala depuración de las aguas residuales y que enfrenta a España a multas por valor de casi 50 millones de euros. Sin embargo, no se da ninguna prioridad a este grave problema porque no hay ni voluntad política, ni una previsión de inversión en estas infraestructuras. Los expedientes abiertos no son una novedad, ya que el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) multó a España con 46,5 millones de euros por incumplir la normativa comunitaria de aguas residuales para poblaciones de más de 10.000 habitantes.

¿Qué medidas se pueden tomar? Desde el Partido hemos denunciado casos de privatización del agua pública que han ido en detrimento de garantizar este derecho a la ciudadanía y solo ha servido, como en el caso del Canal de Isabel II, como tapaderas para la corrupción. Nosotros pensamos que se puedan revertir estas políticas. Un claro ejemplo es el de Rosalba Fontériz, concejala de Valladolid Toma la palabra, quien llevó a cabo la remunicipalización de la gestión del agua tras 20 años en manos privadas. En este sentido, Parla se acogió al convenio con Canal Isabel II, “ayudando a  revertir la privatización y presentando una moción para dar apoyo a la ley que debía aprobarse en la Asamblea de Madrid, para crear una comisión de investigación, transparencia en cuentas y gestión”, explica nuestra concejala en Cambiemos Parla, Ana Álvarez. 

La gran tarea que llevo a cabo Fontériz la han llevado a cabo también, en sus respectivos territorios, el resto de cargos electos del partido, que desde el comienzo de su legislatura han luchado por impulsar la gestión pública del agua.

Ganemos Albacete, donde está incluido EQUO, ha propuesto al Pleno a través de una moción que el ayuntamiento proceda a modificar las tarifas del agua en la ciudad considerando bloques de consumo y el número de personas que residen en el domicilio, para garantizar un bloque mínimo de consumo por habitante e incentivar el ahorro. “Tenemos el agua privatizada y blindada y no nos hemos metido ahí. Hemos pedido la presencia de representantes de todos los grupos políticos en el Consejo de Administración de la empresa mixta Aguas de Albacete (Aguas de Barcelona 73% y Aytuntamiento 27%) para un mayor control sobre la gestión y la calidad del agua”, asegura nuestro concejal Álvaro Peñarubia. “El Alcalde (del PP en minoría) preside la sociedad pero en la práctica funciona como una empresa privada y nosotros no nos enteramos más que de cualquier otra contrata”, lamenta Peñarrubia. Este sentimiento lo comparte también la concejala y coportavoz de EQUO Guadalajara, Susana Tundidor, quien asegura que tienen el agua privatizada y blindada. “Además se nos niega la información directa de la mancomunidad sobre el gasto real de agua de la ciudad remitiéndonos a los vocales del PP Y C ‘s”, informa Tundidor.

Por su parte, nuestro concejal de Cambiar Logroño, José Manuel Zuñiga,  asegura que se aprobó una moción en el Pleno de la ciudad para fomentar institucionalmente una alimentación más saludable, justa y sostenible. Esta incluye medidas como realizar una campaña de divulgación para dar a conocer los beneficios que produce la disminución de botellas de agua de plástico y el aumento del consumo de agua de grifo; utilizar y servir en todos los actos organizados por el Ayuntamiento agua de grifo en jarras y vasos de cristal o instar a la Comunidad Autónoma de La Rioja a que se sume a esta campaña. Además, incide en fomentar el uso del agua de grifo, incluso siguiendo las recomendaciones de la OCU, y pedir a los establecimientos de hostelería y restauración que ofrezcan la posibilidad de un recipiente con agua del grifo.

En esta línea, nuestra concejala en Ganar Alcorcón, Inma Torres, está preparando una iniciativa  relacionada con la instalación de fuentes de agua en dependencias municipales, fuentes de agua en la vía pública y tanto unas como otras adaptadas a personas con diversidad funcional. También para que se usen jarras de agua y vasos de cristal en los actos públicos en los que participe el ayuntamiento.

En Puerto Real se presentó y aprobó al inicio de la legislatura una moción sobre el Derecho Humano al acceso al Agua, se aprobó la adhesión a AEOPAS y se trabaja monitorizando los edificios públicos para mejorar la eficiencia hídrica y energética a través del programa Luce Puerto Real (https://lucepuertoreal.wordpress.com/)”, asegura nuestro asesor  en el gobierno de Puerto Real, Mateo Quirós. Además, se llegó a una acuerdo con la Junta de Andalucía para la construcción de una EDAR nueva que de soporte a la actual que no consigue depurar al 100% el volumen de aguas residuales. En Rota solicitamos por registro el uso de jarras de agua en los plenos y actos públicos del ayuntamiento en 2013 y desde entonces se lleva a cabo y no hay botellas de agua mineral de plástico. Además, en julio 2017 solicitamos reparar y aumentar las fuentes en espacios públicos de la ciudad. “Asimismo, solicitamos desde Sí se Puede la remunicipalización del ciclo de gestión integral del agua, moción que fue rechazada por el gobierno PSOE-IU. Por último, en enero de 2018 solicitamos mejorar el ahorro y la eficiencia hídrica”, enfatiza Quirós.

Comentarios cerrados.