Reivindicamos el papel de la energía solar en el necesario y urgente cambio de modelo energético

El día 21 de junio, solsticio de verano y la jornada con más horas de luz solar del año, celebramos el Día Internacional del Sol. Desde Equo reivindicamos el papel de la energía solar y, por extensión, de todas las renovables, en el necesario y urgente cambio de modelo energético.

EQUO  afirma que, en los últimos tiempos, se han producido muchos acontecimientos y circunstancias para que España esté en condiciones de aprovechar las diferentes energías solares que están disponibles y con ello dar grandes pasos hacia la transición energética. Los cambios que se han producido tienen que ver con aspectos tecnológicos, económicos y políticos.

Las tecnologías renovables en general, y las solares en particular, han conocido un gran desarrollo a nivel mundial en cuanto a eficiencia y han abaratado costes de manera espectacular respecto de las energías fósiles, siendo ahora más baratas que el gas y el carbón para la generación de electricidad. Además, el reciente cambio de Gobierno y la nueva mayoría parlamentaria hacen que se puedan vislumbrar cambios normativos que no sólo deroguen el llamado impuesto al sol y las barreras administrativas que los ministros del PP habían impuesto al autoconsumo, sino un impulso mayor las demás tecnologías renovables, de modo planificado y ordenado. Las diferentes tecnologías solares pueden salir muy beneficiadas de estos necesarios cambios.

La solar fotovoltaica porque los diferentes escenarios energéticos que se están presentando este año, incluido el de la Comisión de Expertos nombrada por el anterior Gobierno, cuentan con que de aquí a 2030 es preciso incorporar mucha más potencia fotovoltaica de la que ahora existe (4.600 Mw). Además la mayor parte de los partidos políticos del parlamento han presentado recientemente una proposición de ley para derogar las trabas que se habían establecido para el autoconsumo, que en su mayor parte sería solar fotovoltaico, y especialmente el impuesto al sol.

Ahorro, reducción de CO2 y creación de empleo

Por otra parte la solar termoeléctrica, también para generación de electricidad, cuenta con grandes posibilidades de implantación en España. Esta tecnología, en cuyo desarrollo han sido pioneras empresas y centros tecnológicos españoles, puede funcionar con almacenamiento en sales fundidas para generar electricidad por la noche cuando la fotovoltaica no está disponible. En ese sentido, se complementa perfectamente con ella y permite prescindir del respaldo que pueden suponer las nucleares o los ciclos combinados de gas natural que funcionarían un número muy escaso de horas, todo ello en combinación con otras renovables como la biomasa, el biogás, la hidráulica o con la cogeneración.

Con este planteamiento se reducirían las emisiones de CO2 a 2030 y se lograrían costes muy competitivos, puesto que la energía solar termoeléctrica es ahora más barata que el gas o el carbón. Ademas crea abundante empleo: un empleo por Mw en su mantenimiento y muchos más en los dos años que dura su construcción.

La otra energía que aprovecha el sol es la solar térmica para calentar agua en viviendas o empresas de cualquier tipo. Se trata de una tecnología sencilla que se instala en viviendas nuevas que ahora tienen por normativa que incorporar renovables térmicas para agua caliente sanitaria. Pero también cabe instalarla en cualquier vivienda ya construida, especialmente en las casa familiares que no tienen obstáculos para la entrada de los rayos de sol. El Gobierno y las demás administraciones deberían establecer mecanismos de apoyo para este tipo de energía solar.

Por todo ello, desde Equo apostamos por eliminar pronto las barrearas que impedían hasta ahora disfrutar de la energía que nos proporciona el sol y aprovecharnos de ella.

Comentarios cerrados.