Equo denuncia a ADIF por vender traviesas de madera  tratadas con productos cancerígenos

Equo Madrid ha presentado una denuncia en la Consejería de Medio Ambiente de la Comunidad de Madrid contra ADIF y otras ocho empresas, a las que acusa de vender traviesas de madera tratadas con creosota.

La creosota es un producto industrial de tratamiento preventivo de la madera, que actúa como biocida frente a los agentes causantes de su deterioro. Se trata de una  sustancia tóxica, clasificada como cancerígena, que no se puede comercializar en la Unión Europea desde el 1 de mayo de 2013, y cuyo uso por los consumidores se prohibió en 2003.


Las empresas ferroviarias han usado tradicionalmente las traviesas de madera tratada con creosota, pero una vez que son retiradas, tras la remodelación de los trazados, acaban en el mercado de segunda mano, para su uso en jardinería. Incluso, se han instalado en diversas ubicaciones en el Parque Nacional de la Sierra de Guadarrama.

Presentes en espacios públicos de numerosos municipios

Equo Madrid denuncia que en la Comunidad se comercializan estas traviesas sin ningún control, lo que ha provocado que en espacios públicos, de diversos municipios, se hayan empleado con profusión, a pesar del riesgo sanitario y ambiental de esta sustancia, al entrar en contacto con el agua y el suelo.

Ante esta situación, Alejandro Sánchez Pérez, coportavoz de Equo Madrid y diputado del Grupo Parlamentario Podemos, formuló una pregunta parlamentaria para saber qué medidas está llevando a cabo la Consejería de Medio Ambiente para la prevención de la comercialización y uso de los materiales tratados con creosota, en edificios y espacios públicos de la región.

El pasado 30 de enero, dicha consejería respondió que “los planes de ordenación y gestión de los espacios naturales protegidos no contienen ninguna mención explícita a los materiales tratados con creosota, dado que se trata de un producto calificado como carcinógeno y con normativa vigente de la Unión Europea que limita su uso y que, como en el resto de la normativa, es de aplicación directamente en la gestión de esos espacios naturales”.

Además de a ADIF, Equo Madrid ha denunciado a la empresa EMFESA, (Enajenación de Materiales Ferroviarios, S.A.) por actuar como operador de residuos, retirando y comercializando, entre otros materiales de derribo, las traviesas de madera, sin contar con la autorización pertinente.

El resto de empresas incluidas en la denuncia, ABONOS VICENTE, S.L., RICOTREBOL, MOFUSA, JAVIER EYMAR, ABONOS OSCAR CHICHÓN, TIERRAS Y MANTILLOS HERMANOS SÁNCHEZ, MARTÍN GAMELLA, venden, al por menor, traviesas creosotadas reutilizadas o elementos de mobiliario construidos con ellas, sin la preceptiva autorización para la gestión de residuos peligrosos.

Equo Madrid señala que el listado de empresas que comercializan traviesas creosotadas incluido su denuncia no es exhaustivo, e insta a la Comunidad de Madrid a realizar una investigación sobre esta cuestión.

La formación verde también ha dirigido un escrito al Parque Nacional para que investigue el uso de este material en el espacio y proceda a su retirada, en su caso.

Equo recuerda que la mejora de la  de la Consejería de Medio Ambiente. Además, los accidentes sucedidos en los últimos meses en algunas plantas de tratamiento de residuos tóxicos y peligrosos indican una preocupante falta de control de la administración regional sobre este sector.

No se admiten más comentarios