Pedimos un modelo de turismo sostenible y de calidad que garantice la convivencia y los derechos

En las últimas semanas se han producido protestas contra el turismo descontrolado en varias ciudades españolas, motivadas principalmente por la masiva afluencia de visitantes y la proliferación de alquileres turísticos ilegales, que alteran la normal convivencia.

La Comunidad de Madrid ha recibido 2.084.797 millones de viajeros de otros países, entre enero y mayo de 2017, un 21,9% más que en 2016, año en el que este sector generó 7.600 millones de beneficios y empleó a 358.237 personas, según el Informe de Coyuntura Turística del Gobierno regional. Pero tras las cifras de la burbuja turística se esconde un alto porcentaje de temporalidad y precariedad en el empleo y un elevado riesgo de crisis por la vulnerabilidad del sector.

La mayoría de los visitantes se concentran en la ciudad de Madrid, donde los vecinos del distrito de Centro han denunciado la existencia de 500 alquileres turísticos ilegales  y piden medidas para combatir esta práctica.

Equo alerta del elevado coste ambiental derivado de la masificación, al  disparar el consumo de energía y agua e incrementar los residuos y la contaminación. A estos efectos añade la generación de infraestructuras innecesarias para la población habitual residente y la presión sobre el entorno -urbano y natural-, y sobre las personas y animales que habitan en él.

Ante esta situación y consciente de que el turismo es uno de los motores económicos, Equo Madrid considera necesario preservar Madrid como destino sostenible de calidad. Un destino donde disfrutar de la amplia oferta de ocio, naturaleza, cultura, gastronomía… en las mejores condiciones, respetando su identidad, evitando su conversión en parque temático y la vulneración de derechos, tanto de los residentes como de los trabajadores del sector.

Con este objetivo, Equo Madrid plantea limitar el número de plazas turísticas, penalizar las plazas ilegales, impulsar una movilidad sostenible y realizar campañas de concienciación, entre otras medidas de choque.

No se admiten más comentarios