Equo pide a los ayuntamientos que sean ciudades de acogida para las personas refugiadas

Con motivo del Día Mundial de los Refugiados, que se celebra el 20 de junio, Equo Madrid insta a los ayuntamientos a convertirse en ciudades de acogida, ante el incumplimiento de los compromisos adquiridos ante la Unión Europea, por parte del Gobierno del PP, que sólo ha acogido el 7% de las 17.337 personas refugiadas que prometió.

Han pasado más de 60 años desde la aprobación de la Convención y el fenómeno migratorio es un problema de primera magnitud a escala global. En la actualidad más de 65 millones de personas se han visto obligadas a huir de sus hogares por guerras, violencia, hambre, cambio climático, persecución por raza, religión, ideología, orientación sexual… Miles de ellos mueren en el camino. Solo en el Mediterráneo se han ahogado 1.300 personasen lo que va  de 2017, muchas de ellas  mujeres y niños.

Desde Equo consideramos que “ante fenómenos globales, las soluciones deben ser globales y, desde el Parlamento Europeo, trabajamos con el Partido Verde Europeo por la paz, la sostenibilidad, el desarrollo y el fortalecimiento de la democracia, para reducir las necesidades de huida de la población”.

Madrid, un ejemplo a seguir 
Los ayuntamientos no tienen competencias para modificar las políticas internacionales, pero sí la responsabilidad de acogida e integración de las personas que llegan a nuestro país. En este sentido, en septiembre de 2015 el Ayuntamiento de Madrid aprobó una declaración institucional de apoyo a las personas refugiadas. Desde entonces, el foco de atención de la opinión pública se ha puesto en las cuotas de refugiados que se encuentran en la frontera griega principalmente y en cuántos debe acoger cada Estado.

Pedro Arce, miembro de la Red Solidaria de Acogida de Madrid, afirma que quienes huyen de la guerra “están entrando en nuestro país por otras rutas, principalmente Ceuta y Melilla y, al quedar fuera de los cupos, acaban en situación de vulnerabilidad social. Muchos terminan encerrados en CIE como el de Aluche, sin opción de obtener la tarjeta de refugiado  o de reagrupamiento  familiar  en otros países de la UE”.

Para Pedro Fuentes, miembro de Equo y vocal de la Junta Municipal de Latina por Ahora Madrid: “los CIE no tienen sentido, porque los internos se encuentran privados de libertad por faltas administrativas,  no penales. El problema es la pobreza, no la inmigración”.

En Madrid el compromiso está claro, pero queda mucho por hacer. Lo primero, el cumplimiento por parte del Gobierno Español de los compromisos adquiridos con la Unión Europea, como exigieron miles de personas el pasado sábado en la calle. Porque la desidia del PP, que ha obligado al Grupo Parlamentario Podemos -al que pertenece Equo- a presentar varias iniciativas en la Asamblea para exigir a la Comunidad de Madrid que garantice el derecho de asilo, choca con la solidaridad de la ciudadanía madrileña, que ha mostrado su compromiso hacia las personas refugiadas organizándose en redes de apoyo o de acogida como Refugio por Derecho y Queremos Acoger Ya, de las que Equo es miembro.

Por todo ello, instamos a los a los ayuntamientos a convertirse en ciudades de acogida y continuamos apostando por una política inclusiva en materia de refugiados. Las personas no son ilegales y tienen derecho a una vida digna en cualquier parte del mundo.

No se admiten más comentarios