EQUO Madrid se une a los vecinos contra el cierre del Ambulatorio de Fuencarral

El partido político EQUO está radicalmente en contra de la medida anunciada por la Comunidad de Madrid de cerrar el Centro de Especialidades de Fuencarral – ambulatorio que da servicio a 70.000 personas -, el día 1 de Marzo, por considerar que los vecinos tienen el derecho y la necesidad de un centro médico en el barrio.

El motivo argumentado por la Consejería de Sanidad de la Comunidad, para cerrar el centro médico, es que el edificio sufre daños estructurales. Este problema ya se conocía desde hace más de diez años y, por ello, se comenzaron una serie de obras para rehabilitar el edificio. Sin embargo, dichas reformas nunca llegaron a concluirse y, ahora, el Gobierno regional dice que no tiene dinero para finalizarlas.

La Comunidad de Madrid ha dado como “solución” que los afectados se desplacen a otros centros. Sin embargo, EQUO Madrid considera un “disparate” que pacientes que apenas pueden moverse deban desplazarse a otros centros situados en Peñagrande, La Paz, Bravo Murillo, o, en algunos casos, hasta Cantoblanco o Colmenar Viejo.

Inés Sabanés, portavoz de EQUO Madrid, ha manifestado que “el barrio de Fuencarral tiene derecho a tener un Centro de Especialidades, sin que los vecinos tengan que desplazarse a otros lugares”, ya que, hasta ahora, la única solución que ha propuesto el Gobierno es modificar el trayecto del autobús 137, para acercar a los pacientes cerca del Centro de Peñagrande.


Con los vecinos de Fuencarral

EQUO Madrid se une a las Asociaciones Vecinales de la zona, para exigir a la Comunidad de Madrid soluciones reales. Esta organización cree que el edificio no está en ruinas y que, por tanto, podría ser rehabilitado, si se tuviera voluntad política.
Sabanés lamenta que “el Gobierno regional pueda invertir dinero, para construir caros hospitales de gestión privada, pero no para mantener un centro médico que beneficia a decenas de miles de vecinos”. Si se confirma el cierre, asegura, “los centros a los que se redirigirían los pacientes estarían aún más saturados de lo que ya están”, además de suponer el despido de parte del personal sanitario del actual Ambulatorio.

Iniciativas contra el cierre

Fuencarral-el Pardo es uno de los distritos con una población más envejecida. Se calcula que hay 32.383 personas mayores de 65 años, lo que supone un 5,5% más que hace veinte años. Y todo ello, a pesar de los nuevos barrios de Tres Olivos, Montecarmelo y Las Tablas, donde la mayoría de la población tiene menos de 40 años. La mayoría de estas personas mayores vive muy cerca del Ambulatorio que ahora el Gobierno de la Comunidad de Madrid quiere cerrar.

El partido político EQUO Madrid forma parte de la Plataforma Vecinal que trata de frenar el cierre del centro. Dicha plataforma se reúne cada martes, para coordinar las distintas acciones. De momento, se ha puesto en marcha una recogida de firmas, así como distintas asambleas por todo el distrito, para informar a los vecinos de la situación y para coordinar nuevas propuestas y acciones. La página web para firmar es http://actuable.es/peticiones/no-al-cierre-del-centro-especialidades-fuencarral

En las asambleas celebradas en los barrios afectados, los vecinos han mostrado su disposición para manifestarse contra el cierre e, incluso, han amenazado con encerrarse en el Ambulatorio, para impedir su clausura definitiva.

EQUO Madrid apoyará las iniciativas encaminadas a que en el barrio de Fuencarral se mantenga el Centro de Especialidades existente en la actualidad.

No se admiten más comentarios